¿QUÉ ES EL MASTERING?

¿QUÉ ES EL MASTERING?

Source: JUANMA EL 21. ENERO 2017 LINK

Tras componer, grabar y mezclar, el mastering es el último paso de la realización de un disco o una canción. Muchos no saben exactamente de que se trata, por eso vamos a ver a continuación los diferentes objetivos de este proceso determinante para la calidad final de vuestra producción musical.  


El principio

Una grabación debe de ser de la mejor calidad posible, para poder sonar bien tanto en tu iPhone como en tu minicadena o en una discoteca. El objetivo principal del mastering es la busqueda de un sonido óptimo a partir de la mezcla final, con tal de homogeneizar las diferentes pistas de un disco en cuanto a color y volumen.

Las herramientas 

Lo ideal es que el mastering lo realice un especialista con experiencia, dotado de unos oídos “frescos”, es decir, un técnico de sonido especializado, que no se haya pasado horas mezclando la canción o el disco. El archivo de audio estéreo creado a partir de la mezcla será procesado con varias herramientas como EQ, compresores, limitadores o expansores. Por ejemplo los desequilibrios del espectro de audio se “limpia” ciertas señales muy presentes y amplia otras con un ecualizador paramétrico.  La compresión y limitador se utilizan para ganar consistencia y mejorar la escucha del oyente que no tendrá que ajustar constantemente el volumen, en resumen homogeneizar las diferentes señales de una canción. La compresión y el limitador también se utilizan para inflar el volumen, el famoso “Loudness War”. Cuidado con no fusilar la dinámica de la canción queriendo sonar como en las grandes producciones. Una pequeña dosis de reverb puede servirnos para dar cohesión y homogeneidad a la mezcla.

Manley Massive Passive Mastering

Los estudios profesionales suelen disponer de más de una herramienta destinada al mastering y tratamiento acústico. Se suelen equipar de herramientas analógicas de alta gama especialmente para el mastering, como el ecualizador Manley Massive Passive o el compresor SPL Iron. Un compresor multi-banda como el Tube-Tech SMC B2 permite ajustes precisos gracias a sus diferentes bandas de frecuencias.

SPL Iron red

Todo un arte 

Hay a quien le puede parecer fácil a simple vista pero en realidad es todo un arte: los fades, el orden de las canciones del disco o los tiempos de silencio entre canciones se deciden con mucha seriedad. Las estándares de audio y la conversión de diferentes soportes necesitan configuraciones precisas y herramientas de calidad. No se trata solo cuando hay que llevar a fábrica un vinilo, sino también velocidad de muestreo, tramado y noise-shaping.  Un técnico de sonido especializado en mastering se equipa con herramientas como el Dangerous Music Liaison y los  conversores digitlescontrolador de estudio de alta calidad como el Crane Song SolarisCrane Song Solaris

¿Accesible a todo el mundo?

No tienes porque depender estrictamente de los servicios de un profesional del mastering para conseguir que desde tu home-studio tus canciones suenen bien.  La primera cosa a tener en cuenta es la acústica de tu canción que debes tener bajo control. Los monitores deben sonar lo más neutral posible, y estar adaptados a tu habitación.
No siempre es necesario poseer un equipo muy caro para darle un toque final a tus temas, hay muchos softwares que cumplirán con esta función, y que son utilizados incluso en estudios profesionales como plugs-ins UAD. Encontramos otros sets de plug-ins enfocados al masteringde muy buena calidad como el iZotope Ozone o incluso el IK Multimedia y el Slate Digital.

 

El mastering es un arte por si mismo, y es un paso crucial para que vuestras producciones musicales suenen bien. Conseguir un buen resultado no solo es cuestión de herramientas y tocar un par de botones. Paciencia, escuchar y comprender la música son algunas de los requisitos para un técnico de sonido especializado en mastering, y eso no viene en ningún programa ni plugin.  😉

 

Comments are closed.

%d bloggers like this: